La idea de este texto es que, al final, se pueda tener un perro libre en casa, que en momentos que tengamos que salir a trabajar, comer, estudiar, se pueda quedar en su transportadora o jaula como si un joven se metiera a su cuarto a escuchar música, para que al regreso del propietario pueda ir al baño y luego estar en casa libre disfrutando de su dueño.

 

Leer Mas